Identificado un regulador específico de la síntesis de proteínas en plantas para adaptarla a condiciones concretas

La traducción es el proceso fundamental que permite la síntesis de proteínas a partir de la información genética contenida en el RNA. En este proceso, que es un eje esencial del dogma de la biología molecular, participan un gran número de proteínas que constituyen la maquinaria de traducción. La maquinaria de traducción está altamente conservada, lo que asegura que este proceso vital es básicamente similar en todos los eucariotas.

Las plantas, al contrario de otros eucariotas, son organismos fotosintéticos por lo que pueden generar carbohidratos (la fuente principal de energía celular) en presencia de luz a través de la fotosíntesis. Además, las plantas son organismos sésiles, es decir, que crecen anclados al terreno, lo que les impide trasladarse y huir de las condiciones ambientales adversas. El hecho de que las plantas presenten características distintivas tan importantes sugiere que estos seres vivos necesitan mecanismos específicos para adaptar su crecimiento y desarrollo a su estilo de vida.

En un estudio publicado en la revista Nature Plants, investigadores del Centro de Biotecnología y Genómica de Plantas (CBGP-UPM/INIA) liderados por la Dra. Castellano, han identificado un regulador de la traducción denominado CERES que permite favorecer la síntesis general y específica de proteínas en momentos concretos del ciclo de luz, cuando las condiciones energéticas de las plantas (determinadas por la fotosíntesis) son óptimas. Los investigadores describen además el mecanismo no canónico tan particular que permite a CERES reclutar la maquinaria de traducción a los RNAs a traducir.

Este estudio (Toribio et al.), amplía el conocimiento científico sobre un proceso esencial para la vida como es la síntesis de proteínas y desvela cómo las plantas han desarrollado durante la evolución un mecanismo específico para ajustar este proceso a sus características fotosintéticas. Este trabajo contribuye igualmente a incrementar nuestra comprensión de cómo las plantas se adaptan al medio ambiente, uno de los retos destacados en el COP25 para mejorar la producción sostenible de los cultivos en el contexto del cambio climático.

Más información:

Toribio R¥, Muñoz A¥, Castro-Sanz AB¥, Merchante C, Castellano MM. A novel eIF4E interacting protein that forms non-canonical translation initiation complexes. Nature Plants. doi: 10.1038/s41477-019-0553-2. https://www.nature.com/articles/s41477-019-0553-2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora